¿Cómo se hizo Góvel?

Para quien no lo sabe , mi nombre es María y soy la propietaria de Góvel. Cuando decidimos emprender este proyecto también decidimos que toda la reforma del local la haríamos nosotros, así que en esta entrada, nos vamos a dar un paseo por cómo fue la obra que dio lugar a Góvel.

Primero de todo, tuvimos que elegir una ubicación, nos decantamos por Milladoiro, un pueblecito que está al lado de Santiago de Compostela (Galicia).  Una vez supimos en que población estaría Góvel, elegimos el local, que está situado en la Avenida Rosalía de Castro nº27. En las imágenes que os muestro a continuación podéis ver cómo era… había mucho trabajo.

Así que nos pusimos a ello y trabajamos de lunes a domingo durante dos meses una media de 12 horas diarias. Empezamos saneando las paredes y poniendo la tarima en el suelo.

Una vez hecho esto y muy satisfechos por los resultados, venía lo más difícil, levantar las paredes que conformarían el almacén y los probadores, paredes de 2,8 metros de altura…. Y allí que nos fuimos.

Nuestras paredes estaban listas y nosotros muy cansados, por lo que en esta obra siempre había cafés. Ahora nos tocaba pintar, sanear techo y la electricidad para hacer brillar a Góvel.

Y por fin, después de tanto trabajo, pudimos abrir las puertas de Góvel. Fue un trabajo muy duro y agotador, pero mereció la pena solo por ver como ha quedado y saber que absolutamente todo, lo hicimos nosotros. Además, gracias a esto somos expertos en pladur, electricidad, pintura y diseño de interiores, todo ventajas 😉.

Nos hacía especial ilusión hablaros sobre la obra de la tienda física, porque como ya dijimos anteriormente, es algo que hicimos íntegramente solos y que era totalmente nuevo para nosotros. Esperamos de corazón que os haya gustado este post a modo de “cómo se hizo”.